Diferencias entre tarima y parquet

639 10 30 90
Diferencias entre tarima y parquet

El parquet flotante en Bilbao te ofrece una sencilla y rápida colocación frente a otros tipos de materiales que conllevan más tiempo y suciedad, debido a las obras necesarias. Este elemento no requiere lijar ni barnizar, así como tampoco es necesario un gran despliegue de efectivos para realizar la obra. Aunque si deberás vaciar de enseres el lugar donde vas a colocar el nuevo suelo.

El mantenimiento del parquet flotante en Bilbao no suele ser complicado. Tienes que procurar que la temperatura del ambiente sea de 20 ºC y tener siempre bien ventilado el lugar donde se colocó. No debes arrastrar ningún mueble, ni entrar con los zapatos de barro o con piedrecitas que puedan acabar rallando el suelo.

Entre las diferencias que puedes encontrar entre el parquet y la tarima están:

- El parquet: es una clase de suelo que está compuesto por tablillas de madera y cuyo espesor no suele sobrepasar un centímetro de espesor. La longitud y el ancho suelen ser variables. Se suelen instalar sobre un lugar nivelado y al final se barniza y se acuchilla.

- La tarima: se trata de tablas que no están pegadas al suelo y que van con machihembrado, se tienen que unir entre sí, por eso suele venir indicada la forma correcta de ponerla. Pueden ser de madera natural, laminada o sintética a gusto del consumidor, aunque las dos últimas no son madera.

- La tarima flotante suele tener aproximadamente un espesor de catorce centímetros. Vienen preparadas de fábrica exclusivamente para su correcta distribución, por lo que ya vienen barnizadas y lijadas.

- El parquet también te ofrece la posibilidad de ser de madera natural o sintético. También existen tarimas muy difíciles de distinguir respecto a la tabla original.

- La tarima nunca se pega a la solera, pero si deben ir encoladas las tablas.

En Acuchillados Zur tenemos los mejores profesionales para la instalación de tu parquet flotante.

haz clic para copiar mailmail copiado